Tras 5 años de perseverancia, CMI Europe Environnement firmó, el 23 de diciembre de 2016, un importante contrato para equipar una plataforma de compostaje situada al este de la costa sur de Montreal (Canadá).

Contexto del proyecto

El vertido de materia orgánica se prohibirá en Quebec a partir del 2020, por lo que se ha hecho necesario proponer una alternativa a esta práctica.

El futuro centro de tratamiento y reciclaje de materia orgánica por biometanización y compostaje recuperará y tratará todos los residuos de cocina (vegetales y animales), así como los residuos verdes de 27 municipios, correspondientes a una población de 235 000 personas. El centro procesará anualmente más de 35 000 toneladas de residuos orgánicos. Desviados de los vertederos, estos residuos se convertirán en una fuente urbana de energía verde.

CMI Europe Environnement fue seleccionada para suministrar sistemas de tratamiento de olores y recuperación de efluentes líquidos.

Un éxito tras meses de negociación

Este proyecto es el resultado de varios años de esfuerzos comerciales, particularmente debido al riguroso proceso de selección de proveedores. El primer acercamiento comercial tuvo lugar en septiembre de 2011; la oferta para la licitación se presentó a principios de 2013; la selección como proveedor potencial de soluciones para el tratamiento de olores tuvo lugar en marzo de 2013; y 3 años después se logró la orden de compra.

Una referencia para CMI Europe Environnement

Este proyecto será la primera instalación de stripping en Canadá, respaldada por una solución completa de tratamiento de olores de compostaje para un caudal de aire de 40 000 m3/hora. CMI Europe Environnement proporcionará:

  • La unidad de tratamiento de aire para el lavado de los efluentes olorosos in situ, compuesta por un lavador de gases (para la captura de los contaminantes de aire en una solución de lavador líquido que luego será enviada a la planta de tratamiento  de aguas residuales de Varennes) y un biofiltro cubierto de 300 m² (donde los contaminantes se solubilizarán en agua y luego se degradan por las bacterias) asociado a toda la red de ducto ventilación hasta la chimenea de descarga salida.
  • La unidad de stripping que permitirá reutilizar el amoniaco. De hecho, las materias orgánicas será digerida durante más de 20 días en digestores para producir biogás, energía limpia, que será utilizada como carburante y combustible para calentar la planta. En esta etapa de biometanización no sólo se produce biogás, sino también un conjunto de residuos denominados «digestatos», altamente cargados de amoniaco. Para tratar este contaminante, CMI Europe Environnement implementará una solución de stripping con aire en 2 etapas: el stripping (etapa 1) consiste en transformar el amoniaco líquido en gas, luego la absorción por lavador ácido (etapa 2) se utiliza para atrapar el amoniaco gaseoso en forma de sales de amonio, que luego será recuperado como fertilizante orgánico de calidad para remplazar  los fertilizantes químicos tradicionales.

La explotación oficial está prevista a partir de la primavera de 2018.